testimonios

Trabajé con Sofía Blanco durante los meses de mayo y junio de 2012, durante unas diez sesiones. Mi experiencia con ella es fantástica, es una gran profesional del Coaching que me ha sabido ayudar a sacar a relucir al ”mejor Miguel posible”. Estaba un poco perdido cuando nos conocimos, ni siquiera tenía completamente claros mis objetivos personales y profesionales. Sofía me acompañó en el camino a conocerlos y descubrirlos por mí mismo. Y una vez conocidos, a focalizarme para alcanzarlos. No basta con conocer el objetivo, hay que adquirir un compromiso para llegar a él, ser constante y riguroso en el proceso, avanzar un poco cada día. Me ha ayudado muchísimo en la faceta profesional, y también en la personal. Así que estoy encantado con la experiencia y sinceramente la recomiendo.

Miguel Lapetra

“Yo desconocía totalmente en lo que consistía el trabajo de un Coach, y ha sido un gran descubrimiento contar con alguien como tú que me has facilitado la búsqueda de soluciones y de caminos para resolver mis problemas. He aprendido contigo que cambiando mis interpretaciones puedo lograrlo. Desde la primera sesión con tus observaciones y motivaciones he conseguido ser consciente de que puedo actuar con libertad y seguridad para mejorar lo que me proponga. Ya sabes que yo estoy dispuesta a mejorar, pero sé que para ello tengo que trabajar con todas las reflexiones y decisiones que me he propuesto y que conoces”.

Mª José Jiménez de Diego

El Coaching para mí ha sido un proceso de profundización en el sentido esencial de mi Vida en el que, ayudada por mi Coach, he ido identificando mis necesidades, mis objetivos, mis metas, mis recursos, mis logros. En este proceso he penetrado dentro de mí y descubierto que puedo motivarme y enriquecerme de mí misma a la vez que responsabilizarme de lo más importante que tengo que hacer en la vida: cuidar de mí (me abandono por una “falsa” dedicación a los demás). A lo largo del mismo he conseguido ver y sentir toda mi fuerza, toda mi riqueza, todo el potencial que existe dentro de mí y he podido vivenciar que no necesito buscar fuera lo que ya tengo dentro. He vivido eso de lo que tanto se habla pero que hasta que no se siente no se percibe: la seguridad de saber que ese recurso infinito está ahí, a mi disposición. Ese descubrimiento es tan evidente y tan esencial para mí, de tal alcance y trascendencia que creo que todavía no sé la transformación que pueda haberse producido en mí. Esto me ha supuesto un esfuerzo que sin la ayuda de mi Coach no hubiera podido llevar a efecto. Las sesiones eran ágiles y a veces sorprendentes, me daban impulso, de ellas salía llena de energía y determinación que en el transcurso de la semana se iba debilitando pues los compromisos a veces exigían que me obligara. Ella me ha ayudado a procesar mis diálogos internos, a convertirlos en potenciadores, a identificar mis errores, a profundizar en mi observación y autoconocimiento, a sacar lo mejor de mí, a desarrollar mi confianza. En todo el proceso me sentí acompañada y asistida, siempre percibí la escucha y comprensión de mi Coach, a la vez que una empatía hacia mi situación y vivencias a las que aportó mucha luz. Fue una gran didacta que de forma sencilla y natural y sin aparente estructura -por su capacidad de adaptación a mis necesidades-, me ayudó a desenmarañar mis confusiones y enriqueció mis conocimientos.   Muchas gracias Sofía por todo lo que me has enseñado a descubrir sobre mí. Yo sólo puedo estar agradecida, pero seguro que la VIDA te lo pagará, aunque yo, en lo que pueda, también lo haré.

Candelas Rodríguez Mulas

Sofía, según mi opinión y mi experiencia como su coachee, es una persona que transmite confianza, muy profesional, emprendedora y muy inteligente. Ayuda a las personas a ayudarse a sí mismas a través, sobretodo, del positivismo que irradia.

Esther  Benítez Gutiérrez