nuestro proceso

verano menorca copia

hasta 30.09.13

 

hasta el 8.1.2013

hasta el 8.1.2013

 

Un proceso de coaching exige compromiso total por ambas partes, envuelto en un marco de relación profesional y confidencial, en la que tanto el coach como el coachee están comprometidos con el reto o asunto a tratar estipulado por el coachee. Generalmente la duración del proceso se completa con unas 6 ó 8 sesiones de aproximadamente 1 hora cada una. Estas se sucederán en el tiempo con una frecuencia  mínima semanal al inicio, hasta hacer un seguimiento mensual ya que el coaching exige actuación, con ese margen se permite libertad al coachee para poner en acción sus compromisos. *

Con la misma profesionalidad que trabajamos los retos que presenta nuestro cliente, declararemos frente a él en caso de ser necesario, que el objetivo a tratar no es de nuestra competencia moral o de nuestra competencia profesional, que en tal caso, estaremos encantados de poder ayudarle y orientarle hacia terapias u otra actividad. Confiamos en nuestras competencias y sabemos bien donde están nuestros límites de actividad, nuestro deseo es que alcances estos beneficios y si sabemos que no va a ser así, preferimos que sean otros los que te ayuden a conseguirlos.

* los procesos se adaptan a las circunstancias de cada coachee, por esta razón lo mencionado arriba atiende a un proceso genérico.